Déjenme inventar

Déjenme inventar
Déjenme inventar
¡La imaginación de Quino al poder!

Cada libro de Quino es lo que más se parece a la felicidad: la quinoterapia.
Gabriel García Márquez
Por Déjenme inventar desfilan astronautas, agencias de viajes interestelares, dioses acosados por Hacienda, aventureros en busca de nuevas culturas, enanitos enfurecidos con la competencia... Un sinfín de inolvidables personajes siempre al filo de lo absurdo, que captan la realidad con gran precisión y nos arrancan una sonrisa cómplice: uno de los álbumes más imaginativos del prolífico humorista argentino, ganador del Premio Príncipe de Asturias, publicado originalmente en 1983.
La crítica ha dicho...
Los lúcidos mensajes de Quino siguen vigentes por haber combinado con sabiduría la simplicidad en el trazo del dibujo con la profundidad de su pensamiento. La obra de Quino conlleva un enorme valor educativo y ha sido traducida a numerosos idiomas, lo que revela su dimensión universal. Sus personajes trascienden cualquier geografía, edad y condición social.
Acta del jurado del Premio Príncipe de Asturias
Seguro que le debo mucho a Quino como humorista gráfico, pero más le debo como persona.
Liniers
Mirá que cambiaste el mundo con tus dibujitos, ¡eh! Lo mejoraste bastante. No, no alcanzó. Nunca alcanza. No hay témpera blanca que lo corrija. ... ¡Y tus páginas! Filosofía y poesía. Crítica feroz y ternura. Un pibe de ocho años y un viejo sabio en los mismos zapatos.
Tute
Lo intuíamos. El verdadero Principito era Quino.
Miguel Rep
Un excepcional testigo de medio siglo de historia, un testigo irónico y lúcido, aunque no se nos proponga en ningún momento como imparcial, porque el autor ha tomado, en su vida y en su obra, abiertamente partido.
Esther Tusquets
Quino resumió las ganas de reír y de estamparse contra la pared.
Karina Sainz Borgo, Vozpópuli
Uno de los espíritus más lúcidos, insobornables y creativos de ese género menospreciado que cambia constantemente de nombre: tebeo, cómic, historieta.
Rafae
¡La imaginación de Quino al poder!

Cada libro de Quino es lo que más se parece a la felicidad: la quinoterapia.
Gabriel García Márquez
Por Déjenme inventar desfilan astronautas, agencias de viajes interestelares, dioses acosados por Hacienda, aventureros en busca de nuevas culturas, enanitos enfurecidos con la competencia... Un sinfín de inolvidables personajes siempre al filo de lo absurdo, que captan la realidad con gran precisión y nos arrancan una sonrisa cómplice: uno de los álbumes más imaginativos del prolífico humorista argentino, ganador del Premio Príncipe de Asturias, publicado originalmente en 1983.
La crítica ha dicho...
Los lúcidos mensajes de Quino siguen vigentes por haber combinado con sabiduría la simplicidad en el trazo del dibujo con la profundidad de su pensamiento. La obra de Quino conlleva un enorme valor educativo y ha sido traducida a numerosos idiomas, lo que revela su dimensión universal. Sus personajes trascienden cualquier geografía, edad y condición social.
Acta del jurado del Premio Príncipe de Asturias
Seguro que le debo mucho a Quino como humorista gráfico, pero más le debo como persona.
Liniers
Mirá que cambiaste el mundo con tus dibujitos, ¡eh! Lo mejoraste bastante. No, no alcanzó. Nunca alcanza. No hay témpera blanca que lo corrija. ... ¡Y tus páginas! Filosofía y poesía. Crítica feroz y ternura. Un pibe de ocho años y un viejo sabio en los mismos zapatos.
Tute
Lo intuíamos. El verdadero Principito era Quino.
Miguel Rep
Un excepcional testigo de medio siglo de historia, un testigo irónico y lúcido, aunque no se nos proponga en ningún momento como imparcial, porque el autor ha tomado, en su vida y en su obra, abiertamente partido.
Esther Tusquets
Quino resumió las ganas de reír y de estamparse contra la pared.
Karina Sainz Borgo, Vozpópuli
Uno de los espíritus más lúcidos, insobornables y creativos de ese género menospreciado que cambia constantemente de nombre: tebeo, cómic, historieta.
Rafae

12.90€ 12.26€

Disponible
Añadir a la cesta
9788426423849
2022
LUMEN
104