BITS ARMONICOS Y PIJAMAS DE MONOS

BITS ARMONICOS Y PIJAMAS DE MONOS
BITS ARMONICOS Y PIJAMAS DE MONOS
En los tiempos que corren, los videojuegos alcanzan un nivel de perfección de imagen y sonido casi reales.
Se interactúa con personas virtuales y se juega en comunidad.
Pero no solo eso, también se producen bandas sonoras específicamente pensadas para esta industria, grabadas incluso por sinfónicas y adaptadas a cada momento de la acción.
En este contexto, hoy, cuesta mucho imaginar de qué manera empezó todo aquello, con un sistema arcaico, básico, simple...
pero a la vez complicadísimo de implementar, precisamente por esa escasez de recursos.
Todo para lograr un sinfín de notas a una voz, o a lo sumo a tres, que nos acompañaban en las aventuras del boom de las videoconsolas y ordenadores personales.
Dinamic fue seguramente una de las productoras más activas de aquellos locos y rápidos 80.
Multitud de juegos ideados y creados con temas musicales propios.
Los jóvenes protagonistas en aquellos años pioneros le mostrarán cómo se gestó todo aquello, entre anécdotas, chistes privados sobre pijamas de monos, viajes y diversión, que combinaban con el intenso trabajo, y en el contexto de una época de avances, una activa cultura pop y grandes cambios; cómo se exprimió el chip de sonido persiguiendo secuencias de audio mejores, compuestas e interpretadas por comandos informáticos o en código máquina; cómo se trasladaron esas músicas a aquellos videojuegos y cómo se nos grabaron a fuego, gracias a eso.
La historia, con todo lujo de detalles y en primera persona, de un músico de Dinamic y sus bits armónicos.
En los tiempos que corren, los videojuegos alcanzan un nivel de perfección de imagen y sonido casi reales.
Se interactúa con personas virtuales y se juega en comunidad.
Pero no solo eso, también se producen bandas sonoras específicamente pensadas para esta industria, grabadas incluso por sinfónicas y adaptadas a cada momento de la acción.
En este contexto, hoy, cuesta mucho imaginar de qué manera empezó todo aquello, con un sistema arcaico, básico, simple...
pero a la vez complicadísimo de implementar, precisamente por esa escasez de recursos.
Todo para lograr un sinfín de notas a una voz, o a lo sumo a tres, que nos acompañaban en las aventuras del boom de las videoconsolas y ordenadores personales.
Dinamic fue seguramente una de las productoras más activas de aquellos locos y rápidos 80.
Multitud de juegos ideados y creados con temas musicales propios.
Los jóvenes protagonistas en aquellos años pioneros le mostrarán cómo se gestó todo aquello, entre anécdotas, chistes privados sobre pijamas de monos, viajes y diversión, que combinaban con el intenso trabajo, y en el contexto de una época de avances, una activa cultura pop y grandes cambios; cómo se exprimió el chip de sonido persiguiendo secuencias de audio mejores, compuestas e interpretadas por comandos informáticos o en código máquina; cómo se trasladaron esas músicas a aquellos videojuegos y cómo se nos grabaron a fuego, gracias a eso.
La historia, con todo lujo de detalles y en primera persona, de un músico de Dinamic y sus bits armónicos.

19.95€ 18.95€

Sin existencias
Contáctanos
9788419380609
2022
Español